Programa de Educación en diabetes, CEMTI

Por: Gabino Getzael Ruiz Figueroa, Médico Cirujano

 

El programa consiste en brindar información sobre las conductas encargadas en mejorar la salud del paciente a través de un enfoque humano; el paciente recibe herramientas para el desarrollo de habilidades que le permitirán el autocontrol de la diabetes mellitus.

Se otorga orientación nutricional en donde se enseña al paciente a comer adecuadamente, sin necesidad de privarse de alimentos y sin ser excluido o discriminado de eventos sociales y familiares; permitiendo una vida completamente normal.

Se le enseña el automonitoreo, lo cual es sumamente importante para el control glucémico, así se  le orienta sobre qué tipos de glucómetro comprar, cuándo se debe de tomar la glucosa, qué hacer en caso de que la glucosa se encuentre en cifras elevadas o en cifras bajas, y se promueve el botiquín para paciente que vive con diabetes.

Se enseña sobre el consumo de medicamentos, cómo funcionan, qué efectos tienen sobre su glucosa, cómo deben de aplicarse o consumirse, y cómo resolver efectos adversos. En cuanto al ejercicio, se le recomienda qué actividades deportivas puede desempeñar, así como la importancia del monitoreo antes, durante y después de la actividad física para evitar complicaciones agudas.

Se orienta de manera didáctica sobre cómo resolver problemas cotidianos, así como información y herramientas necesarias para los días críticos (infecciones respiratorias, diarreas, infecciones etc.). Se da una visión amplia sobre las complicaciones del padecimiento (enfermedad periodontal, gingivitis, nefropatía diabética, neuropatía diabética, pie diabético, retinopatía diabética, infartos etc.) También se da monitoreo al inicio y al final del programa, cuidado de pies, valoración por podólogo, revisión dental y la supervisión médica.

Durante el programa se valora el estado de ánimo del paciente, detectando oportunamente problemas emocionales o psicológicos que influyan negativamente en el tratamiento; lo anterior bajo la supervisión de una psicóloga. Durante el programa se aplicará “Encuesta de estado emocional” y se brindarán actividades para erradicar problemas que puedan repercutir en la situación emocional

El programa consta de cinco consultas continuas, las cuales pretenden de manera intensiva educar al paciente y valorar la evolución del tratamiento. Cada sesión consta de valoración médica y la sesión educativa, donde se toman las acciones antes mencionadas iniciando en la que el paciente considere su eslabón más débil. Es importante señalar que durante estas cinco semanas se retoman las siete conductas a modificar hasta que el paciente logre comprender cada una de ellas. Se tiene una monitorización constante vía whatsapp o por vía telefónica.

Después de estas cinco semanas, se pasa a una evaluación quincenal (o podría ser mensual) donde se observa si las actividades se han realizado adecuadamente y si el paciente sigue el apego al nuevo estilo de vida. En las siguientes sesiones mensuales valoramos la evolución del paciente y con laboratorios en mano se comprueba la evolución, así como la vigilancia de su estado físico (3 consultas más)

Durante este proceso, el paciente también recibirá orientación y servicios pertenecientes a la Medicina Tradicional China  que también abonarán a optimizar la calidad de vida. Durante el proceso del desarrollo de nuevas conductas, el paciente será capaz de realizar su automonitoreo, mejorar su alimentación sin presentar ninguna dieta extrema (siempre y cuando el paciente no lo requiera), tendrá la capacidad de reconocer y saber cómo funcionan sus medicamentos, resolver problemas cotidianos y actuar oportunamente en los días de enfermedad para el desarrollo de complicaciones agudas y crónicas.

El objetivo es que el paciente se empodere de la enfermedad y no la enfermedad de él, así mejorará su calidad de vida y retrasara las complicaciones crónicas. El paciente tendrá vigilancia medica estrecha y se le brindará un trato digno y humano a través de la empatía por parte del educador tratante.

Se integrará a grupos de apoyo donde se pretende que a través de las experiencias de otros pacientes puedan identificar fallas y soluciones para poder hacer más fácil el proceso educacional. Las sesiones son individualizadas para que el paciente pueda generar un vínculo con su educado /médico y pueda externar todas sus dudas al respecto de la enfermedad. Posteriormente se integrará al modelo grupal para que pueda identificarse con otros pacientes y fomentar un ambiente social y humano en la vivencia de la enfermedad.

El programa tiene como visión empoderar al paciente sobre su enfermedad, dándole un control pleno sobre las decisiones a tomar. La misión del programa es proporcionar las herramientas necesarias para el autocuidado con una comunión estrecha entre el medico/educador y el paciente, con ayuda de un grupo multidisciplinario que ofrece alternativas saludables por medio de la medicina tradicional china… todo con el objetivo de mejorar la calidad de vida.